Por pueblos de Asturias

enero 15, 2010

Charo Ruiz es bióloga y lleva años trabajando en la enseñanza. Ha recorrido muchos municipios de Asturias y, además de ejercer su tarea docente, ha impulsado otras actividades de desarrollo rural.

05 de enero de 2010

Tras estudiar Ciencias Biológicas en la Universidad de Oviedo, Charo se presentó a unas oposiciones con el fin de asentar su futuro profesional en la enseñanza.

Desde entonces, esta supernumeraria del Opus Dei ha recorrido Asturias palmo a palmo. Actualmente imparte clases en un colegio público de un pueblo del occidente asturiano, una zona de difícil acceso por su orografía.

Charo en una intervención en público

Opus Dei - Charo en una intervención en público

La enseñanza de la Biología y Geología ha sido el tema fundamental de tu vida profesional. ¿Cómo se une a eso el mensaje cristiano?
Es fácil. Por un lado sólo tengo que trabajar bien, con competencia, impartiendo mis clases con un nivel académico adecuado. Pero al mismo tiempo, en los distintos pueblos en los que he ido trabajando, procuro ofrecerme para todo lo que sea necesario y ayudar.

Por ejemplo, cuando llegué a San Antolín de Ibias –mi anterior destino– supe que el sacerdote, don Pablo, atendía trece parroquias, distantes unas de otras a más de una hora por carretera. Me ofrecí para dar catequesis de Comunión y formar equipo con otras personas para limpiar la iglesia, etc. A través de un ropero que impulsado por el centro del Opus Dei en el que asisto a medios de formación cristiana, hemos ido reponiendo los ornamentos litúrgicos. También colaboré con otra profesora en la preparación de las Confirmaciones que tuvieron lugar en junio.

En el laboratorio

Opus Dei - En el laboratorio

El curso pasado trabajaste en el colegio público de San Antolín Ibias, un pueblo de montaña, ¿se puede llegar también a los mayores?
Cuando llegué a San Antolín, me encontré con gente muy buena. Tanto los mayores como los alumnos son personas receptivas e inquietas. Un exponente claro de ello es que, pesar del gran aislamiento que sufre el pueblo por su situación geográfica, en el centro educativo existe un periódico, una emisora de radio y se editan programas de televisión. Así, en Navidad y en Semana Santa realizamos programas especiales sobre las fiestas, ahondando en su sentido cristiano.

Además colaboré con los profesores de Literatura en la edición de la revista procurando que no sólo participasen alumnos y profesores, sino que se reseñasen actividades interesantes llevadas a cabo durante el curso.

San Antolín de Ibias

Opus Dei - San Antolín de Ibias

En ese tiempo comprobé la respuesta generosa de la gente en proyectos formativos de otro estilo, como la catequesis para los niños o un plan de restauración que se llevó a cabo en la iglesia en verano, con los mayores.

¿Cómo surgió el proyecto de voluntariado para los mayores?
En una Escuela de Negocios de Oviedo estaban buscando un lugar para que alumnos y profesores llevasen a cabo un taller de restauración y se planteó la posibilidad de hacerlo en la iglesia de San Antolín.

Durante el campo de trabajo en San Antolín de Ibias

Opus Dei - Durante el campo de trabajo en San Antolín de Ibias

Al sacerdote la idea le pareció estupenda, ya que el retablo mayor estaba totalmente deteriorado por la humedad. Durante la semana en que los voluntarios permanecieron en el pueblo, la colaboración de los vecinos fue en aumento: cada jornada aparecían por la iglesia personas nuevas, de distintas edades, a echar una mano. Marisol, Luisa y Tina se ofrecieron para lijar y pintar las puertas de entrada y un pintor facilitó la colocación de unos andamios, además de distintos materiales., etc.

A todos se les veía satisfechos y agradecidos, tanto a las voluntarias, como al sacerdote por haber apoyado el proyecto. Al finalizar el campo de trabajo se convocó al pueblo a participar en un acto eucarístico para inaugurar el retablo restaurado y la participación fue numerosa. Durante la Exposición Solemne se utilizó una Custodia que hacía tiempo que no se usaba, y el pueblo participó con generosidad en la colecta, para sufragar los gastos de los materiales utilizados.

Anuncios

Primera Misa Solemne en Avilés de D. Pablo Verdeja

septiembre 28, 2009

Verdeja

La iglesia parroquial de san Nicolás de Bari se llenó el domingo 27 de septiembre, a las 12:30h., para la Misa solemne que en el altar mayor celebró D. Pablo Verdeja. Natural de Oviedo, aunque sus raíces están en esta parroquia, es sacerdote incardinado en la prelatura del Opus Dei. Fue uno de los 30 sacerdotes ordenados en mayo por S.E.R. Javier Echevarría, prelado del Opus Dei en la romana basílica de San Eugenio. En la homilía D. Ángel Garralda le animó a ser testigo fiel de Jesucristo, a ejemplo del Santo Cura de Ars, a ejemplo del pronto “San” Rafael Arnaiz Barón, que también pasó su juventud en Oviedo. La interpretación musical estuvo a cargo de D. Alfonso. En la Misa estuvieron presentes, emocionados, sus padres, hermanos y parte de su gran familia.

En este año sacerdotal la primera Misa de D. Pablo, de 30 años de edad, es un acicate para seguir rezando por las vocaciones, por la santidad de los sacerdotes.

El sacerdote gijonés del Opus Dei Pablo Barbés ofició su primera misa en la Asunción

junio 15, 2009

Barbés primera Misa

El sacerdote del Opus Dei, Pablo Barbés Fernández, celebró ayer su primera misa solemne en la parroquia gijonesa de la Asunción, según informa La Nueva España.

El sacerdote gijonés realizó estudios filosóficos y teológicos en la Universidad de Navarra y también en Universidad Pontificia de la Santa Cruz de Roma. Es licenciado en Derecho por la Universidad de Salamanca, donde posteriormente ejerció la abogacía. Recientemente ha defendido su tesis doctoral en torno a la figura del pensador y filósofo italiano Nicola Spedalieri.

Nacido en Gijón hace 33 años, Pablo Barbés fue ordenado sacerdote el pasado 23 de mayo en Roma por el prelado del Opus Dei, Javier Echevarría, en una ceremonia en la que se ordenaron otros 29 miembros de la prelatura.

El nuevo sacerdote gijonés es el séptimo de una familia de nueve hermanos. Durante la celebración estuvo acompañado de un buen número de familiares y fieles que desearon arroparle en un acto tan entrañable. La eucaristía, concelebrada por otros cuatro clérigos, es la primera de Pablo Barbés en su Gijón natal, como ya hicieran anteriormente otros compañeros.

Junto con Francisco Peláez, Mario Ruiz y Pablo Verdeja, también asturiano, de 29 años, natural de Oviedo y licenciado en Historia y Magisterio, Pablo Barbés es uno de los cuatro sacerdotes vinculados a Valladolid, que forman parte del grupo de los veintinueve sacerdotes numerarios del Opus Dei de trece países que recibieron el pasado mes de mayo la ordenación sacerdotal en la ciudad de Roma de manos del obispo prelado del Opus Dei, Javier Echevarría.

El otro sacerdote asturiano, Pablo Verdeja, celebrará en septiembre su primera misa en el Principado.

Universitarios gijoneses en el Congreso Univ en Roma

abril 16, 2009

Emotiva entrega de premios en el Colegio Los Robles

marzo 24, 2009

olaizola_clip_image002_0000

R. L. MURIAS / E. CASERO en la Nueva España 2.III.09

Todas las características del roble, su robustez, su asturianía y su frondosidad se vieron ayer reflejadas en la ceremonia de entrega de los premios del Colegio Los Robles, que se celebró en el Auditorio de Oviedo. Estos galardones reconocen la trayectoria de personas e instituciones que por sus aportaciones en su actividad profesional o en su vida personal constituyen un referente para la sociedad. Además del galardón, una escultura del artista asturiano Favila, los premiados recibieron el título de profesores de honor del centro.

La cuarta edición de la entrega de estos galardones estuvo marcada por la emotividad del acto, especialmente en su inicio, cuando Enrique Castro, «Quini», recibió el premio en la categoría de deportes. Su intervención levantó al público de su silla en una espontánea ovación que Quini recibió visiblemente emocionado. «Preferiría estar en un campo ante 60.000 espectadores; esto es muy emotivo para mí», señaló Quini, que quiso tener un recuerdo para su ex compañero deportivo José Manuel Fernández, fallecido el pasado año y cuya esposa se encontraba presente en el acto. El poeta Carmelo Guillén, premiado en la categoría de arte, recordó a sus padres en su discurso de agradecimiento: «Dos personas de pueblo que consagraron su vida a mí». El empresario catalán José Manuel Lara recibió de manos de la directora de LA NUEVA ESPAÑA, Ángeles Rivero, el galardón de comunicación y empresa por su dilatada trayectoria. «El futuro de este país está en la educación, la cultura y la enseñanza. En ello reside la única salida de la crisis», manifestó.

quini2
Otra de las intervenciones más aplaudidas fue la del premiado en economía, Leopoldo Abadía, quien reconoció que le costaba ceñirse al tiempo de intervención que marca el protocolo, pero lo hizo. Abadía manifestó sentirse abrumado por la distinción. «¿Qué hace un señor como yo en un sitio como éste?», se preguntó, despertando las risas cómplices del público. La periodista asturiana María Teresa Álvarez también recibió ayer una de las distinciones, en la categoría de literatura. Álvarez tuvo un recuerdo para dos de sus maestras, que, según resaltó, «me ayudaron a forjar mi personalidad. Igual no eran las más listas, pero supieron sacar lo mejor de mí». Sacar a las niñas del mundo de la prostitución en Tailandia y conseguir su escolarización ha sido la gran labor de la familia del escritor José Luis Olaizola, y que les ha hecho merecedores del premio «Robles» 2009 en la categoría familia, un galardón que entregó Adolfo Suárez Illana, hijo del ex presidente del Gobierno, junto a su mujer y sus hijos. «Recibir este premio de manos de esta familia es una doble satisfacción para nosotros», reconoció el matrimonio Olaizola, fundadores de la ONG Somos Uno.

princesa-nora

El filósofo Alejandro Llano aludió a su vínculo con el Principado durante su intervención tras recibir el premio en la categoría de educación. «Asturias es el líquido amniótico en el que me he criado», manifestó. La periodista Mariló Montero, premiada conjuntamente con su marido, el también periodista Carlos Herrera, que no pudo acudir al acto, en la modalidad de comunicación en informativos, destacó que «recibir este premio nos supone el mismo estremecimiento que sentir el oído de las gaitas». Una sensación similar describieron Antonio Montero y su esposa, Marisa Martín-Blázquez, premiados en comunicación social: «Es un aliciente para seguir trabajando en nuestra línea, que parece que la gente valora de forma positiva». El premio de ciencias recayó en la pediatra keniata Margaret Ogola, que no pudo acudir al acto. Las dos menciones especiales de la jornada fueron para José Jiménez Lozano, que por una enfermedad no pudo estar en el Auditorio, y para Nora de Liechtenstein, muy vinculada a Ribadesella, lugar de veraneo para ella. «Aquí tengo hasta un río», bromeó.
los-robles
Carmelo Guillén

Arte

Antonio Montero y Marisa Martín-Blázquez

Comunicación social

Carlos Herrera y Mariló Montero

Comunicación-Informativos

María Teresa Álvarez

Literatura

José Manuel Lara Comunicación-Empresa

Alejandro Llano

Educación

Margaret Ogola

Ciencias

Enrique Castro, «Quini» Deporte

Leopoldo Abadía

Economía

José Luis Olaizola

Familia-Institución

Menciones especiales:

José Jiménez Lozano

Nacional

Nora de Liechtenstein Internacional

Misa en sufragio por Mons. Álvaro del Portillo

marzo 12, 2009

alvaro-con-familias

Con ocasión del XV aniversario del fallecimiento de Mons. Álvaro del Portillo se celebrará una misa en sufragio por su alma  el día 23 marzo a las 20,00 h. en la Iglesia de San Pedro.

Mons. Álvaro del Portillo, fiel colaborador de san Josemaría fue su primer sucesor al frente del Opus Dei. Sacerdote ejemplar, sirvió a la Iglesia en todo momento. Colaboró en los trabajos del Concilio Vaticano II. Recibió la ordenación episcopal en 1991 de manos de Juan Pablo II. Falleció en Roma el 23 de marzo de 1994 con fama de santidad.

La Congregación para las Causas de los Santos organismo de la Iglesia que instruye los procesos de canonización, aprobó los tribunales para el estudio de la vida de don Álvaro del Portillo. El 5 de marzo de 2004 tuvo lugar la sesión de apertura del tribunal del Vicariato de Roma, que  fue clausurado el 26 de junio de 2008 en el palacio del Laterano y el tribunal de la Prelatura clausuró sus sesiones el 7 de agosto del mismo año.

Álvaro del Portillo, siervo bueno y fiel

marzo 11, 2009

Charla sobre redes sociales en el Club Deva

marzo 6, 2009

deva

La asociación Juvenil Club Deva ha organizado una charla-coloquio sobre la relación padres e hijos y que lleva por título “Redes Sociales: su otra vida”.

Los ponentes serán Guillermo Suárez Noriega, Doctor en Filosofía y profesor y Pedro Fortuny Ayuso, Doctor en Matemáticas y administrador de redes.

La charla se celebrará el el sábado 14 de marzo a las 19,45. Al final de la misma se servirá un vino español. Se ruega confirmar asistencia.

Veinticinco años del club familiar Enalba

diciembre 15, 2008

enalba

Enalba celebró un cuarto de siglo de apoyo a las familias con actividades para chicas de 8 a 23 años

La Nueva España (Gijón) A. ROZADA  3 de XII.

El proyecto impulsado hace 25 años por Enalba ya es una realidad. Este centro de actividades extraescolares acumula un cuarto de siglo de experiencia y trabajo al servicio de las familias. Esta asociación ofrece a los padres un amplio y variado abanico de actividades en línea con las exigencias de los momentos actuales. Las chicas, de 8 a 23 años, pueden disfrutar así de un clima alegre y de confianza gracias a la colaboración de esta agrupación con las familias para la educación del tiempo libre.

Desde la asociación resaltan la importancia especial de la necesidad de una buena formación intelectual para las jóvenes. También subrayan la relevancia de la configuración del carácter y el fortalecimiento de la voluntad. Según los responsables de esta organización, dicha formación se recibe fundamentalmente en el seno de la familia y en el colegio. A este respecto, argumentan que el mejor complemento son las actividades extraescolares a través de las aficiones y diversiones en compañía de las amigas de esta forma, creen, este entorno contribuye a cimentar su personalidad en ámbitos a los que los padres no tienen un acceso fácil. Por este motivo, hace 25 años, un grupo de familias animadas por la doctrina de San Josemaría Escrivá de Balaguer, sacerdote español que fundó el Opus Dei, promovieron y sacaron adelante la Asociación Juvenil Enalba. ¿El propósito? Convertir los ratos de ocio de las hijas en una alegre e intensa educación siguiendo una atención espiritual encomendada a la Prelatura del Opus Dei.

La declaración de intenciones define claramente su vocación asistencial. Ayudar a los padres en la educación de sus hijas, sin suplir su función; convertir el tiempo libre en un momento educativo; cooperar con los padres en la transmisión de los valores integrales de la persona, y transmitir el amor por el trabajo bien hecho. En resumen, contribuir a mejorar personal e individualmente a cada persona (carácter, estudio, personalidad) para, a partir de una actitud de servicio, prepararlas para colaborar en la ayuda al prójimo y a la sociedad.

A partir de esta intención, la asociación promovió jornadas, campamentos, convivencias y diversas fiestas. En todas ellas subyace el propósito fundamental de hacer pasar a las niñas un rato agradable y que tengan la posibilidad de compartir celebraciones en compañía de sus amigas. Son 25 años de trabajo permanente que se celebraron con mucha emoción este sábado en una misa que se celebró en la iglesia del colegio de la Inmaculada. Un lugar muy señalado para demostrar que la asociación cultural Enalba se siente muy viva.

El Prelado de Opus Dei asiste al Año Jubilar asturiano

julio 11, 2008
Monseñor Osoro y el Prelado del Opus Dei ante la Virgen de Covadonga

Monseñor Osoro y el Prelado del Opus Dei ante la Virgen de Covadonga

El prelado del Opus Dei inició el día 4 de julio un viaje pastoral a Oviedo invitado por monseñor Carlos Osoro, arzopispo de la archidiócesis, con motivo de la celebración del Año Jubilar de la Cruz de los Ángeles y de la Cruz de la Victoria. Concelebró una Misa en la Catedral y recibió a numerosos grupos de personas. La petición de oraciones por el Papa fue una de las constantes de esta visita pastoral.

Ante la Virgen de Covadonga

Nada más llegar, el Prelado, acompañado del arzobispo, acudió a rezar al Santuario de Nuestra Señora de Covadonga.

“Agradezco mucho al señor Arzobispo –dijo dirigiéndose a los fieles allí congregados, en su mayoría jóvenes- la oportunidad que me ha dado de poder hacer la oración a los pies de esta imagen de la Virgen, ante quien rezó con tanta devoción, durante muchos años y en distintas ocasiones, San Josemaría Escrivá. Puso en las manos de la Virgen lo que tantas veces nos ha aconsejado con su palabra y con sus escritos: que la razón más grande de nuestra vida es encontrar a Jesucristo, seguirle muy de cerca, tratarle y darle a conocer”.

“Si queremos encontrar un atajo –continuó- que nos lleve con toda seguridad a este único camino, que es nuestro Señor Jesucristo – ya que Él ha dicho que es Camino, Verdad y Vida –, recurramos a Santa María, que es la persona que ha tenido el gran privilegio, la gran responsabilidad y el gran acierto de tratar con más cercanía y con más intensidad a nuestro Señor Jesucristo”.

Tras referirse a la importancia de la coherencia de vida y del sentido de la Cruz, concluyó diciendo: “Pues con María, con los santos que tenemos en el cielo y -yo lo digo con toda sinceridad y también con necesidad- con la intercesión de San Josemaría, pedimos por la Iglesia, por el Papa, por los obispos, por los sacerdotes, por los seminaristas y por el pueblo de Dios. ¡Que todos somos Iglesia, eh! Aquí no hay unos que sean más Iglesia. Vosotros también sois Iglesia y tenéis la responsabilidad de querer hacer las cosas santificándoos para santificar, santificándoos para ayudar, santificándoos para llenar este mundo nuestro de la alegría de Dios”.

Misa de Jubileo en la Catedral

En la mañana del 5 rezó también la Cámara Santa donde se conservan las Cruces y el Santo Sudario. Por la tarde presidió en la catedral la misa de jubileo que congregó a más de 2.500 personas, entre las que se contaban numerosas familias, niños y jóvenes. Al comienzo de la misa, monseñor Osoro dio las gracias a Dios por el carisma que el Señor quiso entregar a la Iglesia, para el servicio de todos los hombres, a través de San Josemaría. Carisma que está presente en esta Iglesia de Oviedo y que enriquece y da belleza a esta Iglesia Particular.

“Permítame mi atrevimiento –dijo dirigiéndose al Prelado-, pero así he visto a la Obra en su trabajo apostólico en todos los lugares donde he vivido mi ministerio: que la meta de hablar de Dios consiste en llevar a todos a hablar con Dios”. Manifestó también su alegría por comprobar que en todos los miembros de la Obra, el amor y la pasión por la Iglesia de Jesucristo, por su misión es muy fuerte; así como su preocupación por la familia, la educación de los hijos, las vocaciones, el trabajo ordinario bien realizado o realizado extraordinariamente”. Una cálida ovación de los asistentes agradeció estas palabras.

En la homilía, el Prelado agradeció la invitación del arzobispo –“¿cómo pagar tanta bondad y tanto afecto?- y pidió a los fieles que correspondieran al celo pastoral del arzobispo. Alentó a los creyentes a la «santa rebeldía», según expresión muy querida por el fundador de la Obra. Una rebeldía basada en “la fe, la esperanza y el amor” y que procede de que “los cristianos somos grandes defensores de la libertad, contra toda clase de esclavitudes y totalitarismos”.

Tras reflexionar acerca de que «lo común entre el presente y la época de las cruces de la Victoria y de los Ángeles es el deber de defender la fe cristiana», monseñor Javier Echevarría citó a Benedicto XVI para lamentar «la tentación del relativismo: el Evangelio como una doctrina entre otras; Jesucristo como un personaje más de la historia». El prelado se refirió de nuevo al Papa para asegurar que Jesús «no fue ni siquiera un gran revolucionario, y el cristianismo no traía un mensaje socio-revolucionario, sino el encuentro con el Señor». Tras destacar la dimensión vertical de la fe, Echevarría incidió, no obstante, en la horizontal, «en el espíritu solidario y en la preocupación por los demás», mediante una «gran esperanza que sólo puede ser Dios».

Junto al Obispo Prelado del Opus Dei y a monseñor Osoro, concelebraron monseñor Raúl Berzosa, obispo auxiliar; así como el vicario general del Opus Dei, Fernando Ocáriz; el vicario en España, Ramón Herrando y el vicario de la Delegación para Asturias, Cantabria y Castilla y León, Ángel Lasheras; además de los canónigos y otros muchos sacerdotes.

El acto resultó particularmente emotivo, especialmente en el momento en que se realizó a través de todas las naves de la catedral –abarrotada de fieles- la procesión de la Cruz de la Victoria con la que se bendijo posteriormente a todos los asistentes que pudieron ganar el Jubileo.

La ceremonia concluyó con el canto de la Salve y la Bendición final por parte del Prelado. no sin antes haber insistido de nuevo en la importancia de rezar mucho por la persona e intenciones del Santo Padre. Al igual que en otros discursos públicos, monseñor Echevarría animó a rezar por el Papa Benedicto XVI y, en particular, por su inminente viaje a Australia para presidir la Jornada Mundial de la Juventud: “Que acompañéis al Papa, que le queráis con toda el alma, que os sintáis hijos de tan buen Padre común y que le acompañéis también en este viaje que va a emprender”.

El domingo por la mañana, al igual que en la víspera, monseñor Echevarría mantuvo un encuentro con miembros del Opus Dei. Fue el último acto de su visita a Asturias, que concluyó al filo del mediodía.

Momentos antes de su despedida, monseñor Echevarría tuvo unas palabras de particular gratitud dirigidas hacia el arzobispo de Oviedo. “Me ha dado mucha alegría visitar en su casa y en su catedral a don Carlos, a quien me unen lazos de amistad y de fraternal afecto”, señaló.