Archive for 24 agosto 2010

EL OPUS DEI ES CONOCIDO EN LAS ISLAS FIJI

agosto 24, 2010

Gijonés, 33 años, economista. Hasta aquí, todo normal. La cosa cambia un poco si añadimos que lleva quince años viviendo en las antípodas. Jaime Ramos ha pasado el mes de julio en Asturias y le hemos hecho una entrevista en Solavieya.


-¿Cuándo te fuiste a Australia?

En Septiembre del 95, justo después de acabar el colegio.

-¿Por qué escogiste un lugar tan lejano para estudiar la carrera?
Hacía falta gente para apoyar la labor que la Obra realiza allí. Poco antes había entrado a formar parte del Opus Dei como numerario y como en ese momento iba a comenzar la universidad, me lancé a la aventura y me fui a estudiar a Sydney.

-¿Qué pensó tu familia cuando les dijiste que querías irte al otro extremo del mundo?

A mi madre le entró un ataque de risa. Después del shock inicial, al ver que realmente me hacía mucha ilusión, todos se mostraron muy contentos. En todo momento me han apoyado y enseguida se mostraron muy interesados en todo lo australiano. La separación siempre cuesta algo, pero hoy en día hay mil formas de mantenerse en contacto.

-¿Son  las antípodas tan diferentes como distantes?

En absoluto. Ciertamente hay diferencias. En muchos aspectos Australia es un sitio muy peculiar: su fauna y geografía, por ejemplo. Pero en lo que cuenta de verdad, cuesta muy poquito sentirse como en casa. Los australianos son gente de lo más acogedor que uno se puede encontrar.


-¿A qué te dedicas profesionalmente?

A la enseñanza.  Soy subdirector de Wollemi College, un colegio que cuenta entre sus promotores con algunas personas del Opus Dei.

-¿Es conocida la Obra por esas latitudes?

¡Desde luego! Las primeras personas del Opus Dei llegaron a Sydney a mediados de los 50. Hay centros de la Obra en seis o siete ciudades de Australia y en tres de Nueva Zelanda. Además, la Obra es conocida en muchos otros lugares de este continente y de los alrededores, y sorprende lo extendida que está la devoción a su fundador. Una de mis mayores sorpresas fue encontrar gente que reza a San Josemaría en las Islas Fiji o en Samoa, por ejemplo. El verano pasado organizamos desde Sydney un proyecto de voluntariado en un orfanato para niños minusválidos en Ho Chi Ming. Durante una excursión a una granja de producción de té, nos encontramos con un granjero en las montañas de Vietnam que había traducido por su cuenta Camino -uno de los escritos del fundador de la Obra- al vietnamita.

-¿Cuáles son las principales obras corporativas del Opus Dei en el país?

Warrane y Creston College, dos residencias universitarias en Sydney, así como Kenthurst Study Centre, una casa de retiros y escuela de hostelería, que se ha hecho famosa porque fue el lugar elegido para que se hospedase el Santo Padre cuando vino a Sydney para la Jornada Mundial de la Juventud.

-A propósito de la JMJ. ¿Cómo se vivieron esos días? ¿Viste muchos españoles?

Fue una experiencia increíble. El ambiente que se respiró durante todo el tiempo fue genial: algo inolvidable. Antes de las jornadas había gente que era un tanto escéptica sobre la conveniencia de organizarlas en Sydney, pero la respuesta de los jóvenes de todo el mundo, que vinieron en masa a acompañar a Benedicto XVI, provocaron que fuera un éxito de convocatoria nunca antes visto por estos lugares. En este momento se nota que hay un gran interés en participar en las jornadas en Madrid el año que viene. Por una parte, la experiencia en Sydney fue tan alucinante que hay muchas ganas de repetirla. Por otro lado, nos vinieron a visitar muchos españoles en el 2008 y la verdad es que cayeron muy bien: mucha guitarra, cante y baile. Hay ganas de devolver la visita.


-¿Qué es lo que más echas de menos de Asturias?

La sidra y los Picos de Europa.

-¿Qué es lo más conocido de España en Australia?

No lo acertarías… los Chupa-Chups.