Archive for 15 diciembre 2008

Veinticinco años del club familiar Enalba

diciembre 15, 2008

enalba

Enalba celebró un cuarto de siglo de apoyo a las familias con actividades para chicas de 8 a 23 años

La Nueva España (Gijón) A. ROZADA  3 de XII.

El proyecto impulsado hace 25 años por Enalba ya es una realidad. Este centro de actividades extraescolares acumula un cuarto de siglo de experiencia y trabajo al servicio de las familias. Esta asociación ofrece a los padres un amplio y variado abanico de actividades en línea con las exigencias de los momentos actuales. Las chicas, de 8 a 23 años, pueden disfrutar así de un clima alegre y de confianza gracias a la colaboración de esta agrupación con las familias para la educación del tiempo libre.

Desde la asociación resaltan la importancia especial de la necesidad de una buena formación intelectual para las jóvenes. También subrayan la relevancia de la configuración del carácter y el fortalecimiento de la voluntad. Según los responsables de esta organización, dicha formación se recibe fundamentalmente en el seno de la familia y en el colegio. A este respecto, argumentan que el mejor complemento son las actividades extraescolares a través de las aficiones y diversiones en compañía de las amigas de esta forma, creen, este entorno contribuye a cimentar su personalidad en ámbitos a los que los padres no tienen un acceso fácil. Por este motivo, hace 25 años, un grupo de familias animadas por la doctrina de San Josemaría Escrivá de Balaguer, sacerdote español que fundó el Opus Dei, promovieron y sacaron adelante la Asociación Juvenil Enalba. ¿El propósito? Convertir los ratos de ocio de las hijas en una alegre e intensa educación siguiendo una atención espiritual encomendada a la Prelatura del Opus Dei.

La declaración de intenciones define claramente su vocación asistencial. Ayudar a los padres en la educación de sus hijas, sin suplir su función; convertir el tiempo libre en un momento educativo; cooperar con los padres en la transmisión de los valores integrales de la persona, y transmitir el amor por el trabajo bien hecho. En resumen, contribuir a mejorar personal e individualmente a cada persona (carácter, estudio, personalidad) para, a partir de una actitud de servicio, prepararlas para colaborar en la ayuda al prójimo y a la sociedad.

A partir de esta intención, la asociación promovió jornadas, campamentos, convivencias y diversas fiestas. En todas ellas subyace el propósito fundamental de hacer pasar a las niñas un rato agradable y que tengan la posibilidad de compartir celebraciones en compañía de sus amigas. Son 25 años de trabajo permanente que se celebraron con mucha emoción este sábado en una misa que se celebró en la iglesia del colegio de la Inmaculada. Un lugar muy señalado para demostrar que la asociación cultural Enalba se siente muy viva.